Vampiros.

 

Especie depredadora y causante de la mayoría de "ataques animales" y "desapariciones" anunciados en las noticias. Al olor de la sangre, sobre todo los más jóvenes o con menos autocontrol, revelan su naturaleza con la aparición de venitas palpitantes bajo los ojos, ojos rojos y, por supuesto, colmillos. También pueden hacer que dichos rasgos aparezcan si los enfadas lo suficiente. Son muy fuertes, muy ágiles, muy rápidos y tienen los sentidos super desarrollados. Por no mencionar la compulsión, el medio por el cual adquieren todo lo que quieren de un humano o incluso borran sus recuerdos. Esta habilidad es útil a la hora de cazar, sobre todo para aquellos que prefieren dejar a la víctima con vida.


Con el vampirismo, todo se intensifica, no solo las habilidades, sino también los sentimientos, buenos o malos, las sensaciones... Cuando no pueden más, simplemente apagan la parte que aún los identifica con su pasado como humanos: sus sentimientos, su humanidad. Cuando no pueden soportar el dolor, simplemente dejan de sentir.

Hombres lobo.

 

Humanos la mayor parte del tiempo hasta horas antes de la luna llena, donde su fuerza, por ejemplo, podría empezar a ser notable. A diferencia de los vampiros, el hombre lobo no es convertido en tal, sino que nace con un gen que sólo se activará si la persona mata, incluso si es por el más tonto de los accidentes. Así, cada luna llena toman la forma de un lobo tras horas, puede que no tanto tiempo para los menos novatos, de un insufrible tormento, mientras sus huesos se rompen uno a uno durante la transformación. Una vez en su forma lobuna, atacará a quien se le ponga delante, le dará caza, ya sea humano o vampiro. Por cierto, un mordisco y que el vampiro se dé por muerto, a menos que pueda contar con el Híbrido Original para salvarse gracias a su sangre.


Los hombres lobo son vulnerables a la plata o al acónito, comúnmente llamado "matalobos".

Híbridos.


Son hombres lobo convertidos en vampiro, tarea llevada a cabo por el Híbrido Original, Klaus Mikaelson, buscando formar su propio ejército. Al contrario que los hombres lobo, no necesitan la luna llena y pueden controlar su transformación o simplemente no volver a pasar por semejante tortura. Al igual que ellos, sin embargo, sus mordiscos son letales para los vampiros. También, como los vampiros, los híbridos son inmortales, pueden utilizar la compulsión y se alimentan de sangre. Son además más fuertes y rápidos que un vampiro o un hombre lobo.

Vampiros Originales.


Son llamados así porque fueron los primeros vampiros sobre la Tierra (Los Mikaelson), con más de mil años de antigüedad, solo que su transformación fue realizada con un ritual mágico que ha dejado secuelas en el proceso habitual de transformación de un vampiro. Las estacas en el corazón no los matan si no son de roble blanco, y sobra mencionar que son bastante más fuertes que cualquier otro vampiro. Pueden ejercer compulsión incluso contra otros vampiros y los mordiscos de lobos les afectan aparentemente igual que a los vampiros normales: fiebres, alucinaciones, debilidad... Con la diferencia de que ellos no necesitan poner remedio antes de que sea tarde, pues no mueren por ello.

Brujas.


Pueden usar la magia, incluso contra vampiros. Algunas hasta son capaces de alargar su vida notablemente mediante el uso de la propia magia. Pero todo poder conlleva responsabilidad. Existen varios tipos de brujas según lo poderosas que sean y e tipo de magia en el que se especialicen, pero las brujas están ahí para restaurar el equilibrio, no para hacer favores o conceder caprichos desafiando al destino, o incluso a la muerte. Es por eso que, tanto la bruja por hacer el hechizo, como la persona afectada/ayudada por este podrán ser "castigados" por la naturaleza de algún modo. Todo acto tiene sus consecuencias, pero sobretodo si esos actos desafían el orden de las cosas.

Réplicas.


Con el paso del tiempo, tras varias generaciones de la misma estirpe, se han dado casos de réplicas. También conocidas bajo la terminología alemana de doppelgämgers, las réplicas son imágenes exactas en una determinada época de lo que vendrían a ser sus antepasados. En teoría, las réplicas, también conocidas como sombras, son creadas por la naturaleza para encontrar el equilibrio, una vez su antepasado se vuelve inmortal. Así, cuando la última réplica Petrova humana (Katherine) se convirtió en vampiro, una versión mortal de su propia sombra fue creada por la naturaleza para restaurar ese equilibrio. Este sería el caso de Elena Gilbert, por ejemplo.

Cazadores.

 

De nuevo, la naturaleza busca el equilibrio, y para cazar seres sobrenaturales - en realidad vampiros y hombres lobo - están los cazadores. Los cazadores pueden haber nacido como tal, con el gen, con la "magia" del cazador por así decirlo, y desarrollar su poder en una etapa determinada de su vida, igual que les pasa a los licántropos una vez activan el gen, o pueden simplemente ser humanos que tienen conocimiento sobre el mundo sobrenatural y, por una causa o por otra, se entrenan y se dedican a ser cazadores.

Ángeles.

 

Probablemente, las criaturas sobrenaturales más puras que existen. Pueden volar, poseen poderes purificadores y son los únicos capaces de combatir a los demonios.


-- Ver ángeles de los libros de TVD --


Según el tipo de ángel que sea, así serán sus poderes/habilidades. Así mismo, se contemplarán las condiciones de un ángel caído.

Demonios.


Poco se sabe de ellos además del hecho de que existan, si tenemos en cuenta que, de todos los tipos que hay, el único conocido realmente es el grupo de los llamados kitsune. Los kitsune son demonios realmente poderosos, capaces de poseer un cuerpo, controlar los sueños, borrar los recuerdos, abrir puertas a otras dimensiones y hasta cultivan un tipo de flor capaz de eliminar el vampirismo. También pueden practiacr magia y, en caso de tener nueve colas, son semidioses. Solo existe una criatura capaz de pararlos: los ángeles. Solo ellos son lo suficientemente fuertes como para derrotarlos.


-- Ver demonios de los libros de TVD --

Humanos.

 

Todos sabéis lo que implica ser humano, ¿no es así? Con el añadido de que son bolsas de sangre con patas para aquellos vampiros menos... simpáticos. Son susceptibles a la compulsión vampírica, siempre que previamente no hayan ingerido verbena o la lleven en su perfume, joyas y cosas por el estilo. Ya sean buenos o malos, son mortales e imperfectos.